• Ciudad del Este, Paraguay
  • 28/11/2020
0 Comments

Analistas coinciden en que pandemia tendrá fuerte efecto en cifras de pobreza del país. Cálculos oscilan entre 1,5 y 6,5 puntos porcentuales de incremento en el indicador para el cierre de 2020.

El Covid-19 tuvo un fuerte impacto en la economía global, sin que Paraguay sea la excepción. Además de la caída del producto interno bruto (PIB), también se espera para este año un incremento de los niveles de pobreza, según coincidieron analistas consultados por Última Hora.

Marta Coronel, de la firma Mentu, explicó que ellos estiman que la cifra crecerá del 23,5% de 2019 a 27,6% en 2020; es decir, un aumento de 4,1 puntos porcentuales en un año, lo cual equivale a alrededor de 317.000 personas que pasarían a engrosar los registros de pobreza.

El pronóstico incorporó un duro escenario como consecuencia de la pandemia, señaló Coronel, pero el número incluso puede ser ajustado al alza nuevamente, en caso de que la actividad económica vuelva a acusar un golpe fuerte producto de la crisis sanitaria.

En este punto, destacó que están monitoreando el proceso de recuperación y que la falta de certeza sobre la vacuna contra el nuevo coronavirus provoca un ahondamiento de la incertidumbre, lo cual puede repercutir negativamente. Asimismo, aseguró que será clave el desempeño del cuarto trimestre del año, en el cual ya se espera lograr un mejoramiento más sólido.

Por su parte, Patricia Goto, de CPA Ferrere, comentó que el aumento de la pobreza, conforme a sus estimaciones, puede alcanzar los 1,5 puntos porcentuales, en coincidencia con los cálculos expuestos por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Esto equivale a alrededor de 115.000 personas.

Como aspecto a considerar, refirió que los informes de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec) muestran que existe un deterioro transitorio en cuanto al empleo, pero que este puede volverse permanente en caso de que la actividad no repunte, lo cual elevará la pobreza en el país.

REMESAS. Asimismo, Goto asintió en que la baja en las remesas familiares ingresadas al país, que acumulan una variación negativa de 18% hasta julio, de acuerdo con los datos del Banco Central del Paraguay (BCP), también repercute en los hogares vulnerables, que muchas veces dependen de este tipo de ingresos para sostenerse.

En este último aspecto coincidió igualmente Amílcar Ferreira, de SEI Consulting, quien estimó que la pobreza incluso puede llegar al nivel de 30% de la población para el cierre del año. “Creemos que habrá un retroceso en el indicador debido a la pérdida de empleo y la pobreza va a aumentar de nuevo, al menos temporalmente”, indicó.

Ferreira detalló que la pandemia afectó a sectores que generan mucho empleo y que eso tiene un fuerte impacto social que necesariamente va a reflejarse en las estadísticas.

En la metodología de la Dgeec, se define como población en situación de pobreza al conjunto de personas residentes en hogares cuyo nivel de ingresos es inferior al costo de una canasta básica de consumo, constituida por el conjunto de bienes y servicios que satisfacen ciertos requerimientos mínimos, alimentarios y no alimentarios. El costo de esta canasta se denomina Línea de Pobreza Total (LPT), el cual es considerado por persona miembro de cada hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *