• Ciudad del Este, Paraguay
  • 27/09/2020

El sacerdote alemán Arnoldo Janssen fundó en Steyl (Holanda) la Sociedad del Verbo Divino. Fue el 8 de septiembre de 1875. Paradójico pero significativo: fundó el primer seminario de Misiones Extranjeras de Alemania en la fronteriza Holanda, pues el canciller Otto Bismark, dado el conflicto político-religioso del Kultur-kampf, prohibía en esos momentos todo tipo de asociación religiosa en Alemania.

Cuando la Iglesia tenía adormecidas sus raíces universales y misioneras, Arnoldo, fiel a los signos de los tiempos, abrió así a la Iglesia al compromiso misionero, el mismo formó y envió muchos misioneros por todo el mundo, comenzando por China. Al cumplirse el primer centenario de su obra misionera, el Papa Pablo VI confirmó la intuición, el carisma y la santidad de Arnoldo Janssen declarándolo Beato el 19 de octubre de 1975. Ese mismo día beatificó también al primer misionero del Verbo Divino, padre José Freinademetz, que trabajó y murió en China.

Estamos en la vanguardia misionera. Actualmente somos 6.000 misioneros del Verbo Divino, repartidos en 60 países. Sabemos que allí donde hay hombres y mujeres, hay hermanos con quienes compartir lo que son y tienen y salimos a su encuentro pase lo que pase. A su vez, intentamos que las iglesias jóvenes que van surgiendo en las misiones sean también misioneras y envíen misioneros a cualquier  país necesitado. Por eso, hoy, misioneros del Verbo Divino filipinos, vietnamitas, hindúes, indonesios, japoneses, latinoamericanos, etc., están prestando su servicio misionero en Oceanía, África, América y Asia.

Los misioneros llevamos a cabo la proclamación del Evangelio, ante todo, en las zonas fronterizas de la sociedad humana donde la necesidad y la lucha por la justicia y la paz se sienten con mayor urgencia. Los misioneros del Verbo Divino, allí donde estemos, prestamos especial atención a la proclamación y difusión de la Palabra de Dios y ciencias como la antropología, la linguística y los medios de comunicación social, para conocer mejor a los pueblos y razas humanas a las que sirven y para anunciarles mejor y vivir con ellos el Evangelio de Jesús.

“El verbo”’ en la comunicación de la esperanza desde Ciudad del Este, Alto Paraná, Paraguay

Uno de los carismas de la congregación del Verbo Divino es la evangelización a través de los medios de comunicación que constituyen herramientas indispensables para llegar a la gente que no tiene acceso a la palabra de Dios. En este sentido apuntalamos este servicio de comunicación digital reforzando la emisión de las dos emisoras online, con informaciones de interés social enfocado en el protagonismo activo de las comunidades de esta dinámica frontera y otros puntos del Paraguay y el mundo.

Misión

Transformar la realidad con valores humanos y cristianos con una comunicación capaz de responder a los desafíos del siglo XXI, centrada en la esencia del Reino de Dios como camino ineludible de una civilización humana cimentada en sus valores esenciales y trascendentes.

Visión

Esta plataforma digital apuntalará el liderazgo de una comunicación basada en la verdad como bien público con los pilares fundamentales del Evangelio. Vinculará sus estrategias con la defensa del derecho a la información que se basa no sólo en la dignidad humana, sino también en las exigencias del bien común, la paz y la justicia.

“Ante la luz del VERBO viva el corazón de Jesús en los corazones de los hombres”. Arnoldo Janssen