• Ciudad del Este, Paraguay
  • 27/01/2023
0 Comments

Gobierno brasileño saliente anunció reducción “provisional” de la tarifa en casi 40% para el 2023, Paraguay dice que no hay decisión aún y busca mantener precio de USD 20,75 por kilowatt/mes. 

El Ministerio de Minas y Energía de Brasil lanzó recientemente un sorpresivo anuncio respecto a la tarifa de Itaipú, que causó preocupación en Paraguay. Según reza una publicación del Ministerio de la nación vecina, Brasil tomó la decisión de reducir en “forma provisional” en 38,9% el costo de la energía de la binacional para el 2023, hasta la referencia de USD 12,67 por KW mes. Esta medida permitirá reducir en ese porcentaje el precio de la energía para el consumidor brasileño.

En una entrevista concedida a Última Hora, Félix Sosa, presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), aseguró que, pese a la noticia que se difundió desde suelo brasileño, no existe una decisión consensuada sobre el tema y que la postura asumida entre los representantes de nuestro país es la de mantener la tarifa actual. “Nosotros como país tenemos la postura de mantener la tarifa de (USD) 20,75 (por kilowatt/mes) vigente, tenemos un colegiado donde tenemos claramente que lo que más conviene en este momento es mantener la tarifa en los niveles actuales y de esa manera tener un ingreso adicional que parte importante es para la inversión en el sector eléctrico”, indicó.

Sosa aseguró que el punto se encuentra aún siendo debatido en las esferas técnicas y que no existe ningún tipo de decisión tomada entre ambos países al respecto, resaltando que no puede haber ninguna resolución unilateral. “La expectativa es llegar a consensuar primeramente, definitivamente no existe un consenso todavía (…) no existe una tarifa definida todavía y eso se tiene que definir entre ambas márgenes”, manifestó.

El anuncio de Brasil tiene como telón de fondo el cambio de gobierno que se dará en enero próximo, cuando Lula da Silva asuma la Presidencia en reemplazo de Jair Bolsonaro. Brasil y Paraguay mantuvieron desde el 2021 y buena parte del 2022 una disputa para fijar el precio de la tarifa de la energía para este año, la que finalmente se saldó con un acuerdo en USD 20,75 Kw/mes.

Conveniencia. El titular de la ANDE señaló que en la medida en que Paraguay siga contratando energía por menos del 100% de lo que le corresponde (50% de lo que produce Itaipú), la postura deber ser la de mantener los precios. “La lectura es que cuando el porcentaje de contratación de potencia del lado brasileño sea mayor, siempre va a convenir al país mantener la tarifa; cuando la contratación de ambos países llega al 50%, en este caso cuando nosotros lleguemos a la contratación del 50% de toda la potencia y al 100% que nos corresponde a nosotros, ahí sí nos convendría la reducción de la tarifa, pero no es todavía la situación actual”, expresó.

Cabe señalar que desde el lado paraguayo de Itaipú también se señaló que no existe una reducción de tarifa para el 2023, debido a que se sigue analizando en comité técnico las bases presupuestarias y sus componentes, que “son claves para definir el nuevo precio de venta del servicio de electricidad” en el próximo año.

Reducción no afectaría al Tesoro

Para el Ministerio de Hacienda, una eventual rebaja en la tarifa de Itaipú, como pretende el Gobierno de Brasil, no representará para el Tesoro Nacional menos ingresos genuinos, así como tampoco una disminución en las transferencias para las gobernaciones y municipios.

Desde la cartera explicaron que el monto de la reducción que se está analizando sería solamente dentro del margen que anteriormente se destinaba al pago de la deuda, no sobre el monto que recibe cada país por la generación y venta de la energía.

Recalcaron que, antes que afectar a los ingresos del Tesoro, esta es más bien una discusión política y social sobre la cual deben entenderse los países, ya que, por un lado, mantener la tarifa implicaría tener ingresos extras para financiar obras o proyectos de inversión; mientras que, por el otro, reducir la tarifa se traduciría en menores costos para las empresas públicas de electricidad (ANDE y Enbpar, reemplazante de Eletrobras) en la compra de energía, por ende, esto puede significar un abaratamiento en las facturas para el usuario final.

En la actualidad, los recursos que transfiere Itaipú por la venta de energía forman parte de Fuente 10, junto con los impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *