• Ciudad del Este, Paraguay
  • 27/01/2023
0 Comments

Néstor Castro, uno de los ex presos por la masacre de Curuguaty, fue capturado junto a otros tres hermanos en un fuerte operativo montado en el asentamiento de Marina Cué en prosecución de un homicidio. Varias armas fueron encontradas en poder de los mismos.

La Policía Nacional informó este jueves, siendo las 4:00 de la madrugada, que los hermanos Néstor Castro, Cristhian Castro, Adalberto Castro y Reinaldo Castro fueron detenidos en el asentamiento de Marina Cué, ubicado en el distrito de Curuguaty, del Departamento de Canindeyú.

El operativo guarda relación al homicidio de un campesino de nacionalidad brasileña, identificado como Osmar Benítez Martins (40), ocurrido en agosto pasado. En aquella ocasión también perdió la vida Demecio Rojas Díaz (41) y semanas después Gabriel Gauto Aguiar, tras quedar gravemente herido y ser trasladado en Asunción.

El fiscal Lucrecio Cabrera encabezó la diligencia en la zona, que es de difícil acceso, puesto que está en medio de cultivos de sojas de grandes extensiones y montes, a 12 kilómetros de un tramo asfaltado.

Se desplegaron cerca de 30 agentes policiales en el procedimiento, aproximadamente, a las 2:00 de este jueves.

El agente del Ministerio Público señaló a radio Monumental 1080 AM que en el poder de los mismos fueron encontrados armas de guerra, que está prohibidas para el uso civil, por lo que también van a ser investigado por trasgresión a la Ley de Armas, aseguró.

“Los hermanos Castros ya estaban siendo investigados desde hace un tiempo por varias denuncias por coacción a otros pobladores de Marina Cué, debido a que sacaban del lugar a gente y mentían a otros”, describió Lucrecio Cabrera.

El fiscal interviniente dijo que también estarían asociados a esquemas de narcotráfico y que se dedicarían al tráfico de drogas y el cultivo de marihuana en la zona, por lo que son considerados muy peligrosos. “Le agarramos de sorpresa, no tuvieron tiempo de reaccionar porque estaban armados”, resaltó en un momento.

Tras el homicidio de Osmar Benítez Martins, la Fiscalía ordenó la captura de los hermanos Néstor y Javier Castro.

En esa ocasión quedaron detenido Higinio Bogado, José Ariel Noguera González y de Rolando Antúnez Zarate. El primero fue imputado por homicidio, tentativa de homicidio doloso, coacción y transgresión a la Ley de Armas; y los otros dos últimos fueron liberados por la Fiscalía carecía de elementos incriminatorios en su contra.

El homicidio

El 18 de agosto pasado se produjo un enfrentamiento de campesinos por problemas de tierra, que dejó como resultado la muerte de Osmar Benítez Martins y Demecio Rojas Díaz.

Según lo recabado por el Ministerio Público, ese día Benítez se encontraba en su domicilio cuando fue atacado por un grupo, supuestamente, liderado por Néstor Castro, uno de los ex presos de la masacre de Curuguaty en 2012, que fue sobreseído. Su hermano, Adalberto Castro, ahora aprehendido, también había sido recluido por el mismo hecho.

Pobladores de la comunidad indicaron que el objetivo del ataque era despojarle de su terreno al ciudadano brasileño y que desde hace tiempo existen conflictos con el grupo de Castro, que además buscaba presuntamente desalojar violentamente a los demás pobladores.

El fiscal Lucrecio Cabrera mencionó esta jornada que incluso los hermanos Castro se estaban extendiendo con viviendas precarias a otras fincas, no pertenecientes a las destinadas para el asentamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *