• Ciudad del Este, Paraguay
  • 29/01/2023
0 Comments

El embajador de Estados Unidos dijo que se debe luchar “sistemática y enérgicamente” contra las prácticas corruptas que dañan la confianza de la ciudadanía en las instituciones del país.

El diplomático estadounidense intervino ayer en la apertura de un taller anticorrupción en Asunción, donde dijo que para “preservar e incrementar” los logros, en el país se “tiene que luchar sistemática y enérgicamente contra las prácticas corruptas” que ahuyentan las inversiones extranjeras.

Destacó que ha escuchado el clamor de la ciudadanía “por una mayor independencia de las instituciones públicas”, garantizando recursos adecuados para las agencias encargadas de prevenir y sancionar el mal uso de los fondos públicos, y asegurar que las encargadas de luchar contra la corrupción, “nunca se politicen”.

En el mismo sentido es palpable la frustración de la ciudadanía con la impunidad reinante y su demanda sobre la necesidad de que los procesos judiciales avalen investigaciones y condenas oportunas en los casos de corrupción, incluyendo el aumento de las penas.

En la actividad, organizada por la Secretaría Nacional Anticorrupción y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodoc), el diplomático ratificó que Estados Unidos seguirá denunciando la corrupción y “a los corruptos” y apoyando a Paraguay en la formalización de la economía, el aumento de la transparencia en licitaciones gubernamentales, el fortalecimiento del sistema judicial y la protección de los derechos de la propiedad intelectual”.

Este flagelo que a distintas escalas está presente en todas partes del mundo. “Aquí en Paraguay como en mi país, camuflada bajo distintos rostros y ropajes, ataca las bases de la democracia y socava el estado de derecho”, recordó.

“Quiero confesar y soy optimista, veo la oportunidad de un futuro brillante para este maravilloso país siempre que elija el camino de la transparencia y el estado de derecho, desafiando a la corrupción e impunidad. La decisión está en manos de todos los paraguayos”.

Apuntó que Paraguay es considerado un aliado, amigo y socio por EEUU, por lo que el país norteamericano “apoyará los esfuerzos de quienes trabajen para que el porvenir esperanzador se convierta en realidad”.

Resaltó que tiene la oportunidad de observar diariamente “el talento que existe aquí y las oportunidades únicas que Paraguay tiene para ofrecer”. Resaltó como ejemplo los recientes Juegos Odesur en los que Paraguay mostró a todos “lo que es capaz de realizar”.

Paraguay goza de un enorme potencial económico, agregó. Es uno de los principales proveedores de alimentos en el mundo. Durante los últimos 15 años, la economía paraguaya creció en un promedio de casi 4% anual superando fácilmente a países muchos más grandes de la región. “El país cuenta con estabilidad macroeconómica abundante, energía limpia, y otros recursos naturales, tasas impositivas moderadas y una población joven. Es el país con el mejor clima de negocios de la región. “Este es un país con muchas posibilidades y estoy orgulloso de que Estados Unidos sea uno de los principales inversionistas extranjeros”, expresó Pero la corrupción es un gran peso que frena al Paraguay. Valoró que el país adoptó algunas reformas importantes en la lucha contra la corrupción, como transparentar el sistema de contrataciones públicas, mejor acceso a la información, y jurisdicciones especializadas para delitos económicos y crimen organizado. “Pero queda más por hacer”, como aprobar una ley orgánica de la Secretaría Nacional Anticorrupción para formalizar su funcionamiento y asegurar su autonomía, tal como se comprometió el país en la Cumbre por la Democracia en 2021.

Veo un futuro brillante para este maravilloso país, siempre que elija el estado de derecho y desafiar a la corrupción e impunidad.

EEUU apoyará los esfuerzos de quienes trabajen para que el porvenir esperanzador se convierta en realidad.

Es palpable la demanda de que los procesos judiciales avalen investigaciones y condenas oportunas en casos de corrupción.

La corrupción es un gran peso que frena al Paraguay. Tiene que lucharse contra prácticas que ahuyentan las inversiones. Marc Ostfield, embajador de los EEUU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *